Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza Snowshoe

gato snowshoe

La raza Snowshoe se dio por el cruce entre un minino siamés y un American Shorthair. Originaria de Philadelphia, Estados Unidos, surgió para la década de los años sesenta, su característica principal y a la que debe su nombre, son sus incomparables patas blancas (Snowshoe). Ya para principios de  los años setenta y ochenta, la raza se haría oficial en America y Europa, respectivamente.

Debido a su increíble personalidad y curioso pelaje, el Snowshoe se ha convertido en uno de los ejemplares gatunos preferidos. Su belleza no pasa desapercibida.

Cuando estos gatitos nacen su pelaje es todo blanco, pero al transcurrir dos semanas, se empiezan a oscurecer sus orejas, su rostro y cola, también la parte superior de sus patas, quedando blancos el hocico y la parte inferior de sus patas.

Características de la raza Snowshoe

Raza Snowshoe gato hogar

El tamaño del gato Snowshoe oscila entre pequeño y mediano, es musculoso y fuerte, tiene un peso aproximado de 2,5 a 5,5 kilogramos, tanto el macho como la hembra.

Su cabeza es ancha, algo redondeada, sus orejas van desde medianas a grandes, la nariz en alargada y terminada en punta con bigotes bastantes largos, sus ojos son grandes y con forma ovalada, en tonalidad azul.

La cola es entre mediana y larga y su pelaje es corto, liso y fino, entre sus colores destacan: sólidos y tabby point. Estan bien definidos y en tono a su cuerpo, la punta de sus patas son blancas y acolchadas. Se estima un ciclo de vida de entre 12 a 15 años.

Alimentación de la raza Snowshoe

Cada gatito es único y su alimentación también lo será, los veterinarios recomiendan una dieta balanceada con la mayor cantidad de nutrientes posible en cada turno alimenticio, claro, dependerá también de la edad del minino.

La comida de todos los gatos, es similar, lo único que cambiará son las porciones y el gusto por ciertos alimentos, en el caso del gato Snowshoe, es recomendable dar de comer atún y más pienso seco que húmedo.

Esto le ayudará a mantener su peso y condición física ideal, también es recomendable incluir en su dieta algo de vegetales y yogurt,  éstos le ayudará a tener una mejor higiene bucal y mejor su flora intestinal.

Por otro lado, aunque su naturaleza es carnívora, hay que evitar dar de comer carne o pescado crudo, en este caso, deben servirse asados, o al horno, una preparación muy saludable, al menos dos veces al día o como recomiende el veterinario.

Temperamento de la raza Snowshoe

Raza Snowshoe gato hogar

El gato Snowshoe es de temperamento tranquilo y muy familiar. Le gusta estar rodeado de gente, es muy amigable con los niños pequeños y jóvenes. Es muy adaptable, no tendrá problemas si hay un cambio de vivienda o si cohabita con otros animales.

Su carácter pacífico no lo hace territorial, por lo tanto no lo verás peleando por algún área con otros felinos. Suele ser un gatito de regazo, se mantendrá quieto y gustará de pasar largas horas descansando mientras le acaricias y mimas. Es dado con todas las personas, tampoco tendrá problemas si extraños visitan su casa, éstos serán bien recibidos.

También  es muy comunicativo, aunque un poco menos que su primo Siamés, el Snowshoe usa suaves sonidos para expresarse, especialmente cuando busca que lo mimen o tiene hambre. No le gusta estar sólo, por lo que es recomendable tener otra mascota en casa con la que pueda compartir y pasar el rato cuando no esté su amo.

También son muy inteligentes y juguetones, aprenden rápido a tomar y llevar objetos, esto lo harán por el resto de sus vidas y quedará como un juego. 

A diferencia de otras razas de gatos, a los Snowshoe les encanta el agua, tanto para beber como para jugar y bañarse. Son muy ágiles, enérgicos y activos, será frecuente observarles trepados en lugares altos de la casa, y subidos en los balcones como si fuesen unas marmotas.

Cuidados de la raza Snowshoe

Este gatito requiere de cuidados muy básicos; tales un cepillado por semana, por ser de pelo corto no presenta tanta caída. Un baño una vez al mes, (él suele acicalarse con periodicidad), limpieza de sus orejas, bordes de sus ojos y uñas recortadas.

También es aconsejable mantener la higiene de su boca. Para proteger su salud mental es importante darle espacio al minino, es decir, no mantenerlo encerrado ni sólo. Puesto que es muy familiar y sociable, preferirá el contacto.

Si tienes oportunidad, se le puede crear un área de juegos o bien modificar alguna zona en el jardín o patio para que él pueda escalar cuando guste.

Hay que prestar atención a su alimentación, ésta deberá constar de los nutrientes necesarios, su hidratación es importante, el gato debe tomar agua limpia y fresca diariamente.

Las visitas periódicas al veterinario serán indispensables para mantener un estable estado de salud. Así como tener al día sus vacunas y desparasitantes.

Te dejamos un video titulado gato británico de pelo corto – BRITISH SHORTHAIR

Enfermedades de la raza Snowshoe

Raza Snowshoe gato

Aunque esta raza es bastante fuerte y resistente a enfermedades, es propensa a la gingivitis, padecimiento adquirido del gato Siamés,  es por ello que la higiene de su boca debe ser continua.

Esta parte de su salud no debe ser descuidada, ya que podría derivar en lesiones crónicas en la parte bucal. Entre los síntomas de esta enfermedad está el sangrado, mala aliento y precario apetito.

Esta enfermedad en el gato Snowshoe puede presentarse de manera intermitente, con períodos de curación y apariciones seguidas, ya que tiene poca respuesta a los medicamentos.

Para ello, es recomendable una limpieza de toda la dentadura del minino para lograr calmar y desaparecer momentáneamente los molestos síntomas.

Otras enfermedades ha tener presentes en los gatos

Entre otras de las enfermedades felinas que, aunque no son propias de la raza, también requieren de atención, están:

  • Otitis: Esta se presenta como una inflamación del tubo auditivo generando mucho dolor, y en casos más severos provoca sordera en ambos oídos.  El causante del  padecimiento son los ácaros, bacterias, hogos, éstos, al estar viviendo dentro de los oídos del animal, producirán  una secreción marrón maloliente que mantendrá dolorida esta zona, por ello se deberá mantener una higiene continua.
  • Conjuntivitis: Es una de las enfermedades más comunes en los felinos y se puede presentar a cualquier edad. Este padecimiento hace que se inflame la mucosa del ojo, ocasionado fuerte dolor de la zona y pérdida parcial de la visión en algunos gatos, permanente en ciertos casos si no se trata a tiempo.  Esta enfermedad puede deberse a infecciones oculares recientes, alergias, inclusive por enfermedades que atacan el sistema respiratorio. Problemas congénitos, problemas ambientales. Los signos de la enfermedad son el exceso de lagañas, lagrimeo contante cornea opaca.
  • Cistitis: Otra de las enfermedades más habituales, es la cistitis felina, a medida que el gato avanza en edad, el sistema urinario va desmejorando. Se presenta mucho dolor al orinar, ya que se forma una cantidad de minerales que tapa parcialmente el canal urinario, esto genera pocas o ninguna micción, sed excesiva, vómitos, ente otros síntomas. Para este tipo de padecimiento existe un tratamiento que deberá seguirse bajo vigilancia veterinaria y con una dieta especial y estricta para el minino.

Es importante mantener estable la salud de la mascota si queremos prolongar sus años de  vida. Debemos también estar atentos a comportamientos fuera de lo común, carencia de apetito y otros síntomas que indiquen inestabilidad en ellos, en ese case será preciso acudir de inmediato al veterinario.