Raza Habana Brown

gato habana brown

La raza Habana Brown es un ejemplar elegante.  Se dice que su raza nació en el año 1950 como resultado del cruce de gatos siameses de colores achocolatados con gatos domésticos de pelo corto negro. A partir de esta década empezó su popularidad y se destaca por ser un felino sofisticado y elegante, además, es de fácil domesticación y no requiere de gastos excesivos.

Características del Habana Brown

Habana Brown

El gato Habana Brown, es uno de los que más guarda relación con el gato siamés en comparación con los demás felinos de línea americana. Su raza es reconocida por la Asociación Internacional Felina (TICA), la Asociación de Criadores de Gatos (CFA), y la Asociación Americana de Criadores de Gatos (AFCA).

Uno de los atributos más resaltantes es el color del pelaje, sus tonos chocolate o marrón puro lo convierten en uno de los gatos favoritos. También pueden abarcar tonos caoba o rojizo.

Esta raza comprende gatos con cabezas de distintos tamaños, unas más largas que otras, su peso promedio oscila en los 4 kilos en etapa adulta (machos y hembras).

El tamaño de su cuerpo es mediano, delgado y musculoso, mide alrededor de 12 pulgadas, poseen orejas grandes y redondas. Su hocico es largo y sus bigotes suelen ser del color del pelaje, tienen ojos grandes y en forma ovalada. 

Sus patas suelen ser largas, pero fuertes, su pelaje es corto y muy sedoso, en tonos cafés, castaño, marrones, avellana y chocolate brillantes. Se estima un promedio de vida entre los ocho y quince años.

Alimentación de la raza Habana Brown

Habana Brown

Si quieres tener una mascota saludable en casa, es preciso cuidar de su alimentación. De una correcta nutrición, dependerá el buen estado físico y anímico del gato, por eso es importante mantenerlo feliz y muy sano.

Es necesario dar de comer al gato Habana Brown un alimento de calidad que le proporcione las vitaminas y proteínas que su organismo requiere. Además esto le ayudará a mantener su pelaje  sedoso y brillante.

Es común que esta raza de gatos tenga un apetito bastante fuerte, pero un punto a su favor es que son de metabolismo alto. Pueden ser alimentados diariamente con un pienso seco y suave, y en ocasiones se le puede administrar pienso húmedo.

No hay que olvidar mantenerlo siempre hidratado con agua limpia y fresca.

Por otro lado, se debe acostumbrar al gato Habana Brown a comer sólo las porciones que se le coloque, sobrealimentarlo sería contraproducente, ya que pedirá más alimento y jamás estará satisfecho.

De igual manera, una observación a sus hábitos alimenticios servirá para calcular las raciones que necesita diariamente. Los veterinarios recomiendan dejarle la comida en envases fáciles de manipular para que san ellos mismos quienes administren la comida en sus horas y ritmo, claro, en caso que sean gatos saludables y no tan voraces con la comida.

Si por el contrario, son muy glotones, lo ideal será colocarles las porciones recomendadas  y esperar hasta las próximas horas o siguiente día para alimentarlo nuevamente.

Recomendación veterinaria para el gato Habana Brown

Es de suma importancia seguir las indicaciones del médico veterinario, ya que a medida que el gato va creciendo necesitará de una alimentación y raciones  distintas para cada etapa.

El gato Habana Brown, al igual que su primo, el gato siamés, suele tener ciertas “mañas” para comer. Éste prefiere que su lugar al momento de comer esté seco y limpio, libre de cualquier cosa que lo pueda incomodar. Igual sucede con el agua, ésta debe estar limpia, sin ningún tipo de residuos para poder beberla.

Video sobre la raza de gato Habana Brown

Temperamento del gato Habana Brown

Habana Brown

El gato Habana Brown es un felino listo,  inteligente, vivo, travieso, afectuoso y muy enérgico. Le encanta pasear y estar dentro de casa como fuera de ella. Gusta de las diversiones extremas  y es frecuente verlo brincar para cazar alguna mariposa o bichito que ande en el aire.

Cuando está dentro de casa, caminará por todos lados y si hay balcones, los verás trepados en ellos. Mientras que el jardín o en algún paseo, gustará de correr y saltar, pero no hay razones para alarmarse, él siempre volverá con su amo y con su familia.

Este gatito es leal a sus dueños y no los abandonará, eso sí, siempre reclamará atención y mimos en caso que lo hayas olvidado. Por ser un animalito lleno de energía, este minino es el indicado para jugar y acompañar sólo a niños mayores, ya que es un poco rústico cuando juega.

Por otro lado, el Habana Brown suele apegarse a una sola persona y tener un afecto especial por ese integrante de la familia a quien se le unirá de por vida. Entonces, si buscas un buen acompañante, él es el indicado. Sin duda un maravilloso ejemplar que enamorará con su carácter y sociabilidad.

Cuidados del gato Habana Brown

Esta raza de gatos por lo general es muy sana. No requieren de cuidados extremos sino de una alimentación equilibrada, cepillados una o dos veces por semana (con peine de cerdas suaves) para quitar los pelos muertos y de juegos para mantenerse activos y les permita drenar tanta energía.

Las visitas periódicas al  veterinario sí son obligatorias, esto servirá de mucho pues así se mantendrá monitoreada  la salud integral del minino. En estas visitas regulares al médico veterinario, se le colocará a la mascota las vacunas y desparasitaste correspondientes, así como también indicarán otras.

Hay que recordar también, cambiar de forma regular la arena y quitar restos de excrementos y orina de ella. Hay que protegerlos del intenso frío y de las altas temperaturas.

Los gatos, al igual que el resto de los animalitos, requieren de cuidados y mucho afecto, no te dejes llevar por su espíritu independiente, esto no quiere decir que hay que dejarlos por sí solos, al contrario, ellos también necesitan algunos minutos de mimos.

Por otra parte, aunque muchos no están a favor, es castrar al gato. Esta alternativa resulta favorecedora, ya que con ella se regula la población y habrá menos gatos abandonados.

Enfermedades de la raza Habana Brown

Habana Brown

Aunque la raza de gato Habana Brown se trata de un linaje muy fuerte, las enfermedades más comunes son:

  • Anomalías pulmonares o respiratorias: Esta suele  presentarse especialmente en su etapa de crecimiento, por eso son importantes las citas con el veterinario, para prevenirlas a tiempo.
  • Enfriamientos: Los gatos son muy sensibles, y cuando se exponen a muy bajas temperaturas y a ambientes húmedos con regularidad, es muy probable que presente este tipo de virus.
  • Endoparásitos: los parásitos más comunes en nuestros gatos son las lombrices o gusanos; redondos o planos, éstos por lo general, no generan alarma, a excepción de contaminaciones crónicas en gatos jóvenes.
  • Por otro lado, algunos de esos virus o parásitos son zoonosis que pueden poner en riesgo la salud del ser humano, por ello debe existir mayor cuidado al manipularlos y evitar en la medida de lo posible, estar en contacto con fluidos y tejidos corporales del animal, y contar con un buen programa de salud veterinaria.
  • Otros de los padecimientos que puede presentar el gato Habana Brown es la carencia o ausencia de depresión nasofrontal, ausencia de mentón o de cola anudada, este padecimiento suele generarle mucha sensibilidad y puede ser una condición heredada de uno o ambos padres. Pero aun cuando el gato puede vivir con esto, serán precisos los constantes chequeos veterinarios.