Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza de gato Singapura

gato singapura

Raza de gato Singapura de apariencia muy tierna y juguetona. El gato Singapura debe su nombre a la isla Singapur, localizada en el continente asiático, de donde es originario.

Esta raza felina se dio a conocer a principios de la década de los setenta tanto en Asia como en los Estados Unidos, donde era especialmente popular.

Ya para la época de los años ochenta, la raza comienza su expansión en Europa, sobre todo en Gran Bretaña y Francia, donde fueron muy recibidos. En la actualidad, a pesar de ser conocidos en este continente, se les ve muy poco en comparación con otros lugares.

Características de la raza Singapura

Raza de gato Singapura

El gato Singapura es de talla pequeña a mediana, entre las 6 y 8 pulgadas, de corte musculoso, posee una cola larga y fina. El peso de los machos oscila entre los 3 y 4 kilos, mientras que la hembra, un poco más liviana, está entre los 2 y 3 kilos.

Su cabeza es redonda, y tiene una cara muy tierna, su hocico  es corto, sus ojos son almendrados, delineados en el borde y un poco más grandes, en comparación con los de otros gatos, entre la tonalidades: verde, dorado, marrón oscuro y cobre.

En esta raza no son muy comunes los ojos azules. Posee orejas puntiagudas y un poco grandes.

En relación a su pelaje, éste es muy fino, corto y delgado, presentes en colores marfil, marrón claro, gris, sepia, blanco (zona inferior), mientras que en la nariz es común observarle un color salmón. El gato Singapura puede llegar a vivir hasta 12 años, si goza de buena salud.

Alimentación de la raza Singapura

Raza de gato Singapura

El gato Singapura, tiende a la obesidad, es por ello que su alimentación debe ser muy equilibrada, rica en grasas sanas, vitaminas, proteínas y calcio, esto no sólo le ayudará en su nutrición, sino también para el desarrollo de una musculatura saludable y muy fuerte.

Entre sus comidas debe incluirse un pienso más seco que húmedo, esto le ayudará a balancear las calorías, en caso que al minino no le apetezca  tanto el pienso seco, se le puede combinar con otros alimentos que sean de su agrado.

Entre los alimentos se puede incluir carne, pollo, pavo, pescado (sólo la pulpa) y jamón, éstos deben ser preparados al vapor, horno o asados, no es recomendable la comida frita. También se pueden incluir remolachas y zanahorias.

Entre las frutas, pueden ser manzana y pera (en pequeños trocitos). Muy importante también es la hidratación, al gato Singapura hay que darle de beber diariamente agua fresca y limpia.

No hay que olvidar las visitas periódicas al veterinario para una evaluación de forma general, incluso revise sus dientes, huesos, pelo, entre otros. 

Lo recomendable es hacerlo cada tres meses, salvo se presente alguna anomalía en la mascota (alergias, dermatitis, otitis, bolas de pelo, vómito, etc.) o comportamientos extraños (irritabilidad, agresividad, falta o excesivo de apetito), se deberá ir las veces que sean necesarias.

Temperamento de la raza Singapura

Este felino es de naturaleza apacible, “amor y paz” es su lema, la mayor parte del tiempo la pasará tranquilo en algún sitio dentro de la casa o fuera de ella, como por ejemplo el jardín, o si hay balcones, éste se convertirá en uno de sus lugares favoritos.

El gato Singapura suele ser un animalito de regazo y brazos, disfruta de las caricias y mimos que pueda brindarle su amo, él no se opondrá nunca a este tipo de atención. Sin embargo, en ocasiones puede estar activo, especialmente si está distraído con algún juguete.

Son de raza muy independiente y nada territorial, por lo tanto se adaptarán rápido a un nuevo lugar y no temerán por quedarse solos durante algunas horas. 

Al contrario de otras razas de gato, el Singapura se destaca por ser un ejemplo de cazador, es por ello que si hay otros animalitos en casa, sobre todo pequeños, se debe estar pendiente, ya que echará a andar su instinto felino e intentará atraparlos.

Pero, aun cuando es de carácter pacífico, éste minino gusta de explorar y aventurarse, andar al aire libre, correr y saltar, además de intervenir en actividades digamos, un poco extremas. Será común verlo curiosear en rincones y otros lugares insólitos de la casa.

Video sobre características de la raza Singapura

Cuidados del gato Singapura

Raza de gato Singapura

Los cuidados de la raza Singapura no necesitan ser tan prolijos, éstos son sencillos. Por ejemplo, gracias a que poseen un pelo corto, no requerirán de un cepillado continuo, bastará con hacerlo una vez por semana para retirar el pelo muerto.

Hay algunos gatos que se muestran renuentes con el cepillado, pero con el Singapura no se opondrá, ya que adora ser consentido con regularidad. Además, este proceso obligatoriamente hay que realizarlo para evitar las bolas de pelo que arrastran hasta su aparato digestivo tras su acicalamiento.

Puesto que tienen tendencia a la obesidad y son un poco sedentarios, será necesario incentivarlos al ejercicio, esto se pude lograr creándoles áreas de juegos, o enseñándoles trucos de atrapar cosas o seguir objetos en movimientos.

Participa con ellos en estas tareas, no sólo fomentarán su salud para que no gane kilos perjudiciales, sino también a estrechar lazos, esta es una manera de evitar el estrés e irritabilidad en los felinos.

Recuerda que el ejercicio y las actividades lo hacen felices, esto es ideal para complementar su desarrollo y prolongar sus años de vida.

Otro punto a tener en cuenta es que, los gatos Singapura llegan a su madurez un poco tarde, por lo tanto su etapa de cachorros durará un buen tiempo, es por ello que deberás mimarlos mucho y ser muy suave con ellos, evita regañarlos e imponerles algún tipo de castigo.

Esto, más allá de enseñarlos, derivará en nerviosismo, miedo e inseguridad en el minino.

Enfermedades del gato Singapura

El gato Singapura es un felino que goza de buena salud, no se le conocen enfermedades hereditarias, aunque sí tiene predisposición a la obesidad. Como ya hemos mencionado desde el comienzo, se debe presta atención en este punto, ya que podría derivar en enfermedades cardiovasculares y afectar su estructura ósea.

Sin embargo, aun cuando es una raza muy saludable, puede presentar ciertas enfermedades comunes; tales como:

  • Rabia: Esta se transmite por la mordedura de un animal ya contaminado y se controla por medio de vacunas. Por ello hay que mantenerlos vigilados.
  • Leucemia felina: Este es un tipo de cáncer que afecta sobre todo a los animales más jóvenes. Se transmite a través de la sangres, orina, saliva. Para evitar este tipo de enfermedad es importante mantener al día las vacunas del gatito.
  • Alergias: Los gatos también sufren de alergia, entre los causantes de ellos, se encuentran: polen, al cúmulo de pelo muerto en su nariz, picaduras, perfumes, productos de higiene (jabones, champús, aceites, etc.), alimentos, entre otros. Si observas que tu mascota estornuda con frecuencia, presenta ojos enrojecidos y con secreción, nariz inflamada y con mucho picor y tos, debes llevarlo de inmediato al veterinario para su inmediata evaluación.
  • Inmunodeficiencia felina: Es también conocida con el sida felino, y es provocada por el lentivirus, ésta suele atacar a los ejemplares adultos que no están esterilizados y mortal. Entre sus síntomas están: pérdida de peso, infecciones, problemas respiratorios, entre otros.

Estas son sólo algunas de las enfermedades que los gatos pueden llegar a presentar si no se les da una atención adecuada.