Raza de gato Persa

gato persa

El gato Persa es el preferido de millones de personas a nivel mundial. No por nada es el más conocido, pues entre la gran variedad de razas de gatos que existe en el mundo es uno de los más bellos, elegantes y cariñosos que existen.

Estos gatos caseros, se adaptan con facilidad a la convivencia con el humano, son cariñosos, tranquilos y fieles, su comportamiento se asemeja mucho al de los perros.

Historia del Gato Persa

Raza de gato Persa

Encontrar el momento y lugar preciso de su existencia no es sencillo. Se cree que los gatos persas provienen de las zonas frías de Persia, y que el responsable de importarlos a tierras europeas fue el explorador italiano Pietro della Valle.

En sus cartas menciona tanto a los gatos Angora como a los gatos persas. A los gatos persas los describe como gatos de color gris, de piel brillante, con un largo y sedoso pelaje. También indica que residían cerca de la Provincia “Khorazan” en Persia y que su origen se remonta a la India.

Aquel viajero realizó múltiples recorridos durante el siglo XVI, iniciando por Venecia, pasando por Persia y otros territorios, para volver luego en 1626 a Italia, donde introdujo a este peculiar y cariñoso felino como si de un tesoro se tratara.

Después de esto, la cría de gatos persas se extendió a Francia y Gran Bretaña, volviéndose muy popular entre los monarcas y aristócratas quienes los convirtieron en raza favorita. De hecho, la Reina Victoria de Inglaterra, adoptó para ella dos gatos Persas Azules.

Carácter y temperamento del gato Persa

Raza de gato Persa

Estos gatos hermosos, se llevan muy bien con las personas. Les gusta dormir en el regazo de su dueño y ser acariciados constantemente. Son dulces, dóciles y muy amorosos.

Son gatos juguetones, pero para nada exigentes. Pocos expresivos a pesar de que no son tímidos. Y se caracterizan por su apacibilidad, lo que les permite adaptarse fácilmente a cualquier entorno aun cuando se encuentren otros animales en el lugar.

Son inteligentes, pero no independientes, de hecho, no tienen instinto de cacería. Por otro lado, hacen poco ruido; en otras palabras, no es común escuchar a dichos gatos maullando, pues incluso su voz es débil.

Características corporales del gato Persa

Los aspectos que definen al gato persa, lo hacen sin duda un gato hermoso y único.

Empezando por su cuerpo. Su complexión corporal denota fortaleza, suele ser de tamaño mediano y/o grande, robusto, pero a la vez corto y compacto. Sus caderas y hombros son anchos, y sus patas gruesas y fornidas. Un dato curioso es la barriga o bolsa que los hacen más característicos, este es un tejido adiposo que llevan adherido al vientre.

Con respecto a su cabeza, esta es redonda, maciza y ancha. Y posee un hocico achatado. Su cuello es reducido, pero a la vez musculoso. Sus orejas son chicas, de puntas redondeadas, distanciadas una de las otras y por lo general las mantienen bajas.

Son gatos de ojos muy grandes, separados y completamente redondos. La dulzura de su mirada combinada con sus pequeñas narices levantadas y gorditas mejillas, hacen que su expresión facial sea dulce y adorable. Inclusive, por esto se ha ganado el título de “cara de muñeca”.

Además, poseen una cola corta y tienen un precioso pelaje sumamente sedoso, largo y abundante.

Podemos hallarlos de colores bastante variados y de patrones distintos. Investigadores indican que entre la clasificación existen más de 100 variedades de gatos persas, cada uno de colores y diseños particulares. Por ejemplo, el persa denominado “peke-face”, tiene un rostro notablemente pequeño en comparación al resto con un hocico extremadamente aplanado.

Tal como lo vemos, la popularidad de los gatos persa, no tiene que ver únicamente por su docilidad sino también por su belleza.

Cuidados del gato Persa

Raza de gato Persa

Son especies bastante longevas. Su periodo de vida promedia es de 15 a 20 años con una salud bien cuidada. Y si bien, mencionamos que no son exigentes, si debemos tener muy pendiente su cuidado, pues suelen ser más delicados que el resto de las razas.

Al bañarlos con la ducha, debemos procurar que la presión del agua sea suave y la temperatura del agua sea templada. Sin embargo, en verano es mejor bañarlos con agua fresca y en invierno, a fin de que no se resfríen, hemos de calentarles un poco el agua.

El champú que usemos debe ser especial para su pelo. Cuando lo vayamos a comprar en las tiendas de artículos para animales, debemos preguntar por uno que sea efectivo en gatos persas.

Luego de lavarlos, procederemos inmediatamente a secarlos con una toalla. Para ello la colocamos sobre nuestro gato y frotamos suavemente y en dirección opuesta al pelaje. Es importante destacar, que la toalla debe ser capaz de absorber toda el agua de su cuerpo, pues su salud podría verse comprometida si lo mantenemos mojado por mucho tiempo.

Para asegurarnos de secarlo bien, podemos hacer uso de un secador a una temperatura soportable para el felino. Recuerda que el baño debe darse cada quince días, de esta manera, nuestro gato persa siempre estará limpio y sano.

Cepillado y cuidados de las uñas

Raza de gato Persa

Hemos de cepillarles el pelaje a diario y una sola vez por día. El cepillado debe ser suave, lo que se quiere es peinarlo y quitarle el exceso de pelo. Al hacerlo así, lograremos mantenerles su pelaje brillante, sedoso y evitaremos la acumulación de bolas de pelo.

Como parte esencial que son, las uñas deben estar siempre sanas. Para ello, haremos bien en adquirir un poste y un rascador para jugar; de este modo, además de afilar sus uñas, las mantendrán limpias.

Los gatos persas, por lo general localizan la caja de arena desde el primer día que llegan al hogar. Esta arena, debemos cambiarla una vez por semana, o con mayor frecuencia en caso de ser necesario.

Cómo les gusta habitar dentro del hogar, suelen ser menos propensos a realizar actividades físicas, por lo que hemos de tener mucho cuidado con la dieta de nuestro gato. Por lo general estos felinos tienden a subir rápido de peso y sus patas suelen sufrir a raíz de esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *