Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza Himalayo

El gato Himalayo nació del cruce entre el gato persa y el siamés, lo que dio como resultado un maravilloso y elegante ejemplar. Se cuenta que su origen data de la década de los años 30, pero la raza que se conoce en la actualidad, no se estableció sino hasta la década de los 60. Es importante acotar que, este felino no viene del Himalaya, el nombre se le da por su gran parecido al conejo del Himalaya.

Características del gato Himalayo

gato Himalayo

Este felino se destaca por su gran belleza, heredada del gato siamés y el himalayo. Su aspecto único, simpático y relajado, lo convierten en el acompañante de regazo ideal para las familias.

Podemos decir que, del gato siamés, heredó su aspecto, un modelo característico de rostro, orejas, patas y cola con tonos oscuros y el resto del cuerpo en tono claro y su inigualable tono azul en la mirada.

En cambio, del gato persa, adquirió las características físicas; tales como la nariz chata, cabeza maciza, orejas relativamente separadas y redondas, y un pelaje suave.

El gato himalayo es de tamaño mediano a grande, y su peso oscila entre los 5 y 6 kilogramos, es de cabeza redonda y maciza, tiene orejas pequeñas y en forma redondeada con pequeños copetes en las puntas, su hocico es ancho y nariz es corta y un poco ancha.

Sus ojos son grandes, en ocasiones tienen forma redondeada u ovalada, son expresivos y el color predominante es el azul zafiro.

Su cuerpo es macizo y musculoso, sus patas son cortas al igual que la cola y tiene un pelo espeso. Su pelaje en general es sedoso, bastante largo y denso en color beige muy claro. En cuanto a los colores de los point, éstos suelen ser en tonos azul, rojo, chocolate, marrón oscuro.

Alimentación del gato Himalayo

gato Himalayo

La dieta del gato himalayo debe ser bastante equilibrada para evitar su obesidad, puede ser alimentado con pienso (comida especial) seco y húmedo, o según recomiende el médico veterinario. Lo importante es respetar las cantidades y las horas de alimentación.

Debido a su apariencia grande, este felino no puede darse el lujo de comer en forma excesiva, ya que puede acarrear padecimientos cardíacos, digestivos y renales muy peligrosos.

Es importante que, en cada dosis de alimento, se le administre a la mascota los nutrientes requeridos, así podremos evitar enfermedades y la caída de su abundante pelo. El pienso debe ser de calidad, esto garantizará un buen estado de salud.

También se le puede combinar con pescado fresco, atún, pollo, de hecho, se puede incluir en su dieta un poco de vegetales y lácteos, de esta manera, el gato himalayo estará bien alimentado y llevará la nutrición adecuada.

Por otro lado, hay que saber que la alimentación en los gatos himalayo varía de acuerdo a su edad, cuando están cachorros se le debe administrar complementos vitamínicos ideales para su desarrollo así como también un alimento más suave de fácil digestión y varias porciones al día.

Mientras que en la edad adulta, son recomendables suplementos de calcio y alimentos ricos en fibras, y en cuanto a las porciones, éstas deberán ser de una a dos por día, sin exceder de esa cantidad.

Temperamento del gato Himalayo

El gato Himalayo es un animalito muy inteligente, observador, tranquilo, de carácter pacífico y sociable, se adapta fácilmente a la presencia de otros animales.

Por otro lado, aunque se la lleve bien con los niños, no son muy recomendables para ellos debido a su temperamento tranquilo en comparación con la energía de algunos chiquillos.

Este gato, es el acompañante perfecto para estar esas tardes relajadas en el jardín, su amo  podrá tenerlo en el regazo sin ningún problema. Eso sí, no es cariñoso con cualquier persona, sólo será amable con aquellos que sienta gran afinidad, tampoco dejará agarrarse o abrazar por extraños.

La curiosidad heredada del gato siamés, lleva a este particular felino a querer explorar cualquier rincón de la casa y ser un poco misterioso. Se le podrá observar en caminatas pausadas dentro y fuera del hogar.

Es un gato que no le gusta la soledad, requiere siempre de la presencia humana o algún juguete que pueda acompañarle de vez en cuando. El gato himalayo adora los sitios calmados y con poco ruido.

Entonces, si tu casa resulta ser silenciosa, habrás encontrado a tu compañero ideal. También es poco maullador, casi ni te darás cuenta de su presencia.

Cuidados del gato Himalayo

gato Himalayo

Debido a su exuberante y espeso pelo, requiere de cuidados más meticulosos que cualquier otro minino, un descuido puede generarle problemas de salud.

El gato himalayo debe ser cepillado al menos dos veces por semana para retirar el pelo muerto y quitar los nudos que se le puedan formar, también necesitarán de uno o dos baño al mes, si llegan a ensuciarse, bastará con pasarle un paño suave por la zona.

Es preciso usar aceites esenciales para peinar su frondoso pelo, así como champús especiales para un mejor cuidado de su pelaje. Adoran además, tomar un poco de sol, por lo tanto debe contar con espacios adecuados para ello, si tienes una casa con un jardín o terraza serán sus sitios favoritos.

Es importante cuidar su alimentación, una nutrición inadecuada derivará en problemas de salud. 

Es importante mantener en interior de sus orejas limpios para evitar infecciones y piojillos, se debe también recortar el pelo alrededor de sus ojos y limpiarlos con un suero especial o manzanilla, no dejar crecer sus uñas, si éstas crecen mucho podrían ellos mismos lastimarse.

Enfermedades del gato Himalayo

En general, el gato himalayo es saludable y fuerte, no parece enfermarse, sin embargo, hay ciertos problemas que atenderse. Este minino suele padecer de los tricobezoares (bolas de pelo en intestinos o estómago). Es muy común en gatos de pelo largo, por suerte, existen productos que ayudarán a que éstos bajen de forma natural y no generen dificultad en ellos.

Existen otras patologías frecuentes; tales como: alteraciones oftalmológicas, faciales y mandibulares, todas estas requieren de atención  médica veterinaria apenas se presenten los primeros síntomas.

Otras de los padecimientos a los que hay que prestarles suma atención es a la enfermedad poliquística del riñón, ésta suele causar inflamación de los riñones y disfunción renal.

Ante estas patologías, se recomienda hacerles chequeos desde el primer año de vida para diagnosticar y tratar pequeños quistes que se puedan ir formando y dañen su salud progresivamente.  Además, los problemas respiratorios asociados a su característica cara chata o aplanada.

Video final sobre características del gato Himalayo

Curiosidades del gato Himalayo

  • Aunque su temperamento es tranquilo, el gato himalayo se caracteriza por ser un buen cazador. Es por eso que es tan misterioso, el silencio es su mejor arma.
  • El año 1957 esta raza fue oficializada en América.
  • En el continente europeo, al gato himalayo se le conoce como otro tipo de gato persa.
  • A este gatito también se le conoce con el nombre de Himy.
  • Gustan de dar regalos a sus personas favoritas, no será raro verles llevar a casa uno que otro “obsequio”.
  • EL gato himalayo, por ser muy observador reconocerá cuando su amo o algún otro miembro de la familia, se encuentra triste. Si este es el caso y eres de su agrado, se acercará y consentirá. Permanecerá a tu lado y acariciará con su cara, pero no emitirá sonidos de ronroneo.