Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza Cornish Rex

gato cornish rex

La raza de gatos Cornish Rex es considerada una de las más raras que existe. Por capricho genético, la caracteriza un pelaje ondulado, parecido al del conejo rex, de allí proviene su nombre. Procedente de Cornwall en Inglaterra, el nacimiento de su raza se estima en el año 1950. Entre las variantes más conocidas de este felino están: el german rex, el selkirk rex y el devon rex.

Características de la raza Cornish Rex

Cornish Rex

Esta es una mutación natural donde el hombre no intervino, sin embargo, más adelante se realizaría varios cruces con el objetivo de que prevaleciera la raza. Ya para la década de los años sesenta la raza de gatos Cornish Rex estaba oficialmente establecida en los Estados Unidos y empieza su expansión hacia Francia. Otras de las razas primas del rex son el gato británico de pelo corto y el birmano.

Este gato es capaz de adaptarse a cualquier ambiente, pero al contrario de los otros mininos, prefiere la tranquilidad del espacio interior de un hogar. Son muy juguetones, tranquilos, y se la llevan bien con los niños. 

Además es independiente y líder. En la actualidad, son muchas las personas que lo eligen como mascotas debido a su particular belleza y carácter amistoso.

El pelaje es su principal característica, éste es ondulado y puede tener diferentes tonalidades; entre ellas: Blanco, negro, azul, marrón, crema, rojo, gris claro, leonado, castaño, canela, lavanda, chocolate, champán.

Posee además cejas y bigotes también rizados.

Su tamaño es mediano y es de cuerpo estilizado muy enérgico, sus patas son delgadas, fuertes y rápidas, su cola es muy fina y larga.

Su cabeza es recta y alargada, con forma de triángulo, con orejas largas.

Sus ojos tienen forma ovalada, y en relación al color, éstos varían según el pelaje; entre ellos: aguamarina, ámbar, cobrizo, azul, dorado, verde, ojos dispares, avellana, amarillo,  naranja. Su peso va desde los 3 y 5 kilogramos.

Video resumen sobre las características del gato Cornish Rex

Alimentación de la raza Cornish Rex

Cornish Rex

Un factor a tener en cuenta es que, el gato Cornish Rex, tiene  tendencia a engordar, sobre todo a inicios de su edad adulta que, es cuando desarrolla un gran apetito. Es por ello que una alimentación equilibrada será precisa para mantener un peso ideal que no derive en consecuencias graves.

Es imprescindible elegir un alimento de calidad, ya que ésta será la base para una buena nutrición y aporte vitamínico. El Cornish Rex, puede alimentarse con un pienso de bajas calorías que contribuya a su desarrollo, pero a la vez que le ayude a no engordar.

También puede comer alimentos húmedos y una golosina, pero en menor proporción, ya que después no querrán probar el alimento seco.

En todo caso, es adecuado visitar al veterinario para que éste haga una evaluación y recomiende la alimentación adecuada para el felino. No todas las razas tienen un metabolismo único, en este caso, la dieta del Cornish Rex debe ser bien cuidada. De igual forma,  el agua, no debe faltar en la alimentación del rex.

Temperamento de la raza Cornish Rex

Cornish Rex

El Cornish Rex es un animalito muy juguetón y cariñoso, sociable, inteligente, independiente, y adora el contacto con los niños y otras mascotas. Este felino es líder, no gusta quedarse atrás y si cohabita con otros gatos de seguro se volverá líder del grupo.

Otro punto a su favor es que no es amante de la soledad, por lo tanto tendrás su compañía en todo momento.

Aunque por lo general se adapta a diferentes espacios, siempre preferirá aquellos que sean confortables y hogareños, le encanta sentirse protegido y mimado por los integrantes de la familia.

Se le conoce también como un “gato parlanchín”, ya que suelen contestar con maullidos cuando se les habla. Además, les encanta escalar y brincar, es un gato muy activo y con mucha agilidad, y su inclinación por correr, saltar y jugar puede ser interminable. Por otro lado, desde que son bebés, se les debe educar, ya que de adultos su carácter suele cambiar, y puede que no sean tan obedientes.

11 Cuidados de la raza Cornish Rex

  1. Su pelaje debe cepillarse una vez por semana con mucho cuidado y usando un peine de cerdas suaves, esto será suficiente para quitar el pelo muerto. También se puede emplear un guante con tela de franela suave para realizar lo anterior y darle brillo a su pelo.
  2. Hay que brindarles mucho amor y afecto continuamente, ya que si se descuida en este aspecto se volverá resentido y tenderá a aislarse.
  3. No hay porqué temer al agua, un baño ocasional no le vendría mal. Eso sí, el agua no debe ser fría, ni tampoco debe emplearse jabones o shampoo corrientes para ello. Deben ser productos especialmente para gatos y pelaje graso.
  4. No es necesario cortar su pelo.
  5. Las vacunas son muy importantes, no hay que descuidarse en ello.
  6. Hay que mantener limpios sus oídos, ojos, cola y uñas, en estos lugares suele acumular suciedad y pueden derivar en infecciones.
  7. Hay que prestar atención en su alimentación y comportamiento, estos dos puntos no hay que descuidarse.
  8. El área donde se encuentres debe permanecer limpia y seca.
  9. Aun cuando su pelaje es abundante y se ve fuerte, no te dejes engañar, no hay que exponer al Cornish Rex a temperaturas muy calientes ni muy frías.
  10. Debido a su carácter sociable y amable, es probable que no quiera dormir solo, para ello puedes hacerle un lugar en tu cama o bien preparar unas colchas suaves y almohadones para que él descanse.
  11. Puesto que son muy juguetones, y gustan de saltar por las cortinas y mesas en el hogar, se debe poner cuidado para evitar consecuencias lamentables.

Enfermedades de la raza Cornish Rex

Cornish Rex

Esta raza de gatos es muy fuerte y sana y no suele presentar enfermedades congénitas. Sin embargo un padecimiento común de esta raza, sobretodo en la vida adulta, es la obesidad, para ello deberá vigilarse su dieta, ya que en un descuido la mascota gana mucho peso, se vuelve sedentaria dentro de la casa y puede desarrollar displasia de cadera felina.

Claro, este padecimiento no es común en este tipo de raza, pero se está propensa si gana un peso excesivo. Por eso es importante el cuidado y esmero que el amo tenga con su mascota en todo momento.

Otro punto a tomar en cuenta es que, cuando son bebés,  son muy propensos a acatarrarse debido a la escasa cantidad de pelo, por ello hay que evitar las temperaturas muy bajas.

Por otro lado, aunque los gatos son expertos escaladores y especialistas en saltos, no escapan de los raspones y ciertas heridas, en este caso hay que estar alertas ante cualquier síntoma o protuberancia anormal en su cuerpo. No está de más chequearles de vez en cuando, especialmente si maulla más de lo normal y su estado ánimo cambia.

Recuerda que las visitas al veterinario no solamente deben ser para tratar su dieta, también son necesarias para una evaluación general donde se determine su buen estado de salud.