Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza Bombay

gato bombay

La Raza Bombay  bien podría denominarse ‘El Bagheera miniatura’, pues la responsable de su creación, tuvo la intención de conseguir un minino similar a su personaje preferido del libro escrito por R. Kipling, ‘El libro de la Selva’, a saber, ‘Bagheera’, la pantera negra que junto al oso Baloo, enseña a Mowgli a sobrevivir en la selva.

Aunque este gato doméstico ha ido perdiendo su fama disminuyendo gradualmente su aparición en eventos felinos, lo cierto es que el producto de su cruce cumplió con el objetivo original. Fue muy popular alrededor de los años ochenta y sigue siendo el preferido de muchos, gracias a su belleza natural.

Origen de la raza de gato Bombay

Raza Bombay

Su origen fue un hecho intencionado, llevado a cabo por una criadora de Louisville, Kentucky (Estados Unidos), llamada Nikki Horner.

Todo empezó casi al final de la década de los cincuenta, cuando Horner, en su deseo de obtener un gato semejante al leopardo negro de la india (Panthera pardus fusca), decidió cruzar un gato Burmés de pelaje marrón, con un gato American Shorthair de pelaje negro.

Sin embargo, su tarea no fue tan sencilla, porque si bien la raza consiguió el reconocimiento oficial en 1970, por parte de la CFA (Cat Fanciers Association). Para llegar al estándar propio de la raza, tuvo que pasar unos seis años más. Es decir, que no fue sino hasta 1976 que obtuvo lo que tanto buscaba, un gato negro de brillante pelaje y unos característicos ojos color cobrizo, al cual bautizó ‘Bombay’ en honor al hábitat natural del leopardo de la india.

Más tarde, paulatinamente fue creciendo la población de este felino, de tal modo que su presencia se volvió habitual en la mayoría de los hogares de diferentes países, así como también su participación en eventos de exhibición.

Cabe destacar que aún después del proceso de refinación de los rasgos del Bombay, han nacido en diversas camadas gatitos bebes con un manto de color marrón, no obstantes, a estos no se les conoce como Bombay, sino que han sido presentados en los eventos como gato Burmés.

Características físicas de la raza Bombay

Raza Bombay

Hemos de resaltar sus dos rasgos más evidentes, nos referimos a su manto brillante de color negro azabache y a sus radiantes ojos van desde el cobre hasta el dorado.

En lo relacionado a su pelaje, es digno de mención que, desde la raíz del pelo hasta la punta, está marcada con su especial color negro, e incluso las almohadillas de sus patas son totalmente negras, además es liso, espeso y posee una textura satinada.

Lo que más les agrada a las personas que han tenido la oportunidad de adoptar un gato Bombay es el hecho de que este minino de pelo corto y de intenso matiz, curiosamente no suelta pelo, exceptuando las ocasiones en las que se pone nervioso, y es que este tipo de gato casi no tiene pelusa, es más, su pelo está prácticamente pegado al cuerpo.

Ahora bien, hablando de sus llamativos y expresivos ojos, podemos señalar su forma redonda, su tamaño grande y que además se encuentran con bastante separación entre sí.

Por otro lado, en lo que respecta a su estructura, el Bombay tiene un cuerpo de tamaño mediano, con contornos definidos y musculosos. Sus extremidades demuestran agilidad, firmeza y están bien proporcionadas a su contextura.

Su cola es recta, de tamaño mediano, ancha en la base y fina en la punta. Su cabeza es redonda, al igual que su hocico, su rostro es ancho y en cuanto a su pequeña nariz, hace juego con el resto de su cuerpo, dado que también es completamente negra.

Comportamiento de la raza Bombay

Raza Bombay

Este gato es sin duda muy diferente al resto de los demás gatos, podemos decir que su comportamiento es totalmente único.

Por ejemplo, no tiende a arañar, lo que le hace posible una convivencia sana con niños pequeños, sin mencionar que se trata de un felino bastante cariñoso y tranquilo.

También son tan sociables que no aguantan la soledad, por ello siempre están buscando estar cerca de sus dueños y nosotros hemos de procurar estar con ellos la mayor parte del tiempo, a fin de aportarles el cariño que necesitan para alimentar su salud emocional.

Algo que impresiona es que son tan dóciles que permiten que se les coloque el arnés para llevarlos a pasear como si se tratara de un perro.

Otro aspecto singular, es su habilidad de comunicación, le encanta palotear, aun cuando su dulce voz casi no se escucha.

Y, por último, pero no menos importante, lo define su clara inteligencia, es capaz de aprender trucos sencillos y ordenes simples, tales como saltar hacia donde indiquemos o buscar y traer objetos cuando lo pidamos.

Por lo demás, si es igual al resto de su especie, es inteligente, un tanto perezoso, pero a la vez amante de la diversión, tiene facilidad para la adaptación a los cambios, puede convivir con otros gatos sin problema, es pacífico, fiel y curioso.

Video Características de la raza de gatos Bombay

Salud, cuidado e higiene de la raza Bombay

Raza Bombay

Por lo general, esta raza puede llegar a vivir 20 años, siempre y cuando le demos el cuidado que merecen. Por ello, no debemos olvidar las siguientes recomendaciones:

  • Llevarlo de manera regular al veterinario; esencial para mantener sano a nuestra mascota.
  • Su manto corto, es decir, no necesitan un cepillado tan frecuente, basta con hacerlo dos veces por semana para mantenerle su pelaje brillante y sedoso.
  • Con relación al baño, por lo general suelen hacerlo ellos mismos, así que en este tipo de gato hemos de limitar el baño a una vez por año, a menos que esté excesivamente sucio y de ser así, utilizar champús de lavado en seco.
  • Y en la alimentación, hemos de proveerles productos de alta calidad o elaborar nuestras propias recetas nutritivas. Además, suelen ser voraces con la comida, así que es importante vigilar su ingesta, lo mejor en este aspecto es darle su justa porción, por la mañana y luego otra por la tarde.