Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza Balinés

gato balinés

La raza Balinés es originario de Estados Unidos. La razón de su nombre se lo debe a sus primeros criadores, quienes al maravillarse por apariencia galante y por su gracia natural, reconocieron su similitud a las bailarinas balinesas. Anteriormente solía conocerse como siamés de pelo largo.

Origen del gato de raza Balinés

El primer gato balinés nació en la década de los cuarenta y con respecto a su origen, existen dos afirmaciones bastante creíbles:

  • La primera señala que fue producto de la mezcla de dos gatos siameses que llevaban en su ADN un gen de pelaje largo y sedoso, seguramente la herencia de su antecesor el gato angora.
  • Mientras que la segunda opinión menciona que fue gracias a la unión entre un siamés y un angora.

La raza balinesa posee la constitución física y los colores de un siamés, y el característico pelaje de un angora.

Por otro lado, a pesar de su apariencia particular, su reconocimiento paso desapercibido por muchos años. No fue sino hasta que llegaron los años 60 cuando fue declarado como raza oficial, mientras que en Europa fue aceptado 20 años después, concretamente en 1983.

Características del gato de raza Balinés

La siguiente descripción se ha hecho tomando en cuenta las especificaciones estandarizadas de la Federación Felina establecidas para el reconocimiento de gatos de raza. Veamos.

  • Cuerpo: se trata de un gato de mediana estatura, con cuerpo esbelto, largo y delgado, lo que lo hace ver elegante y distinguido, pero a la vez demuestra potencia gracias a su musculatura firme y rigurosa.
  • Extremidades: en armonía con su cuerpo, éstas son también delgadas y fuertes con la peculiaridad de tener las extremidades traseras de mayor tamaño en comparación a las delanteras, mientras que sus pies son pequeños y redondeados.
  • Cola: la larga cola presenta un pelaje erizado que difiere al del resto del cuerpo, además tiene una forma estilizada y fina incluso en la base.
  • Pelaje: como ya se ha dicho, tiene un pelo sedoso, fino y abundante. Es entre largo y mediano en la mayor parte del cuerpo, siendo aun más largo en el cuello, hombros y cola.
  • Cabeza: su cabeza tiene forma de cuña, es larga, su cráneo es plano, su nariz es recta el mentón es mediano, el hocico es ligeramente estrecho y su nariz es larga y recta.
  • Orejas: sus orejas grandes, puntiagudas y con base ancha lo hacen parecer sorprendido o como si siempre estuviese alerta.
  • Cuello: el gato balinés se distingue de la mayoría, no solo por los rasgos antes descritos, sino también por contar con un cuello alargado y esbelto.
  • Ojos: grandes y semejantes a la almendra. No sobresalen, pero tampoco están hundidos y su color es siempre un azul intenso limpio y puro.

Variedades aceptadas de la raza Balinés

Video sobre Raza Balines

Existen gatos balineses de distintos colores, siendo aceptados los mismos que han sido permitidos con respecto al siamés, como lo son: azul, chocolate, crema, foca, lila, rojo, tabbies y tortie.

Cabe destacar que el color del manto debe ser parejo, el cual por cierto ser ira profundizando a medida que va madurando. Puede que tenga algunas sombras sobre los costados, pero siempre consistirá en un contraste entre los puntos y el color que lo cubre.

Los gatos denominados balinés, no presentan manchas en el vientre o en los lados, tampoco pelos blancos, claros o jaspeados en las puntas y los únicos que se aceptan con barras o rayas, son la variedad tabbies.

Comportamiento del gato Balinés

Su cariño por lo general lo manifiesta hacia un miembro en particular de la familia y ante los demás suele mostrarse un poco indiferente. Sin embargo, es usualmente dulce, y le encanta convivir con las personas.

Es un gato maullador cuando desea atención, en este aspecto difiere mucho del resto de los gatos porque siempre que maúlla, lo hace con elegancia, y con cierta melodía y suavidad. Es tranquilo, leal, dócil y amante de la libertad.

Algunos catalogan a este gato como egocéntrico, y es que esta raza no le gusta compartir los mimos ni las cariseas con otros gatos.

Otro rasgo de su gatonalidad, es su agilidad; trepar y escalar son sus mayores aficiones, las cuales realizara como todo un experto. Pero no hay que preocuparse porque se suban donde no queramos, puesto que, al ser inteligentes, entienden cuando no deben hacer algo, siempre que tomemos el tiempo de enseñarlos. Estos gatos se caracterizan por ser obedientes.

Salud y cuidados de la raza Balinés

Antes de continuar, mira este video (en ingles) sobre la raza Balines

Principalmente hemos de cuidar su hermoso y abundante pelaje. Para lograr esto, debemos cepillarles su pelo a diario cuando están en periodo de muda y de resto una o dos veces por semana. Al cubrir esta necesidad, estaremos evitando que se formen nudos en su manto lo que a su vez produce las desagradables bolas de pelo.

Por otra parte, debido a que esta raza es descendiente del gato siamés, tiende a sufrir estrabismo, enfermedad que consiste en la alteración del nervio óptico. Por ello, es necesario que los llevemos al veterinario periódicamente, allí recibiremos sugerencias para evitar complicaciones, controlaremos su salud en general y también le proveeremos las vacunas necesarias en el momento apropiado.

Además, en el hogar es importante mantener siempre limpios los recipientes donde beben agua y donde comen su alimento, incluso hemos de cuidar la higiene en relación a su caja de arena.

Los gatitos bebes de esta raza nacen con un manto íntegramente blanco, pero más tarde en sus primeras semanas, van desarrollando los tonos que los definen. Las hembras balinesas, suelen madurar más rápido que los machos y en cada camada puede llegar a tener entre 3 o 4 gatitos.