Saltar al contenido
Todo sobre gatos

Raza American Shorthair

gato american shorthair

El American Shorthair es un felino emigrante de Europa. Es una raza de gato ligero y a la vez muy fuerte, de allí que posea una apariencia potente y sea todo un cazador. En un principio su razón de ser fue eliminar los molestos roedores de las propiedades de los granjeros americanos. Pero veamos un poco más de cerca las características peculiares de la raza American Shorthair.

Origen del American Shorthair

Video sobre la raza American Shorthair

El origen del gato American Shorthair americano se remonta al siglo XVI. Embarcaciones europeas viajaron hasta Norteamérica para su colonización y dentro de los cuales se encontraban gatos británicos y gatos comunes europeos que eran transportados como animales de trabajo a fin de mantener los barcos libres de plagas indeseables.

Estos gatos se cruzaron entre si y por mucho tiempo sus camadas convivieron con sus dueños ‘los colonizadores británicos’; pero luego, mientras se adaptaban a un nuevo ambiente y estilo de vida en el nuevo continente, se cruzaron con los gatos de granja del lugar, por lo que más tarde se instituyeron como gatos nativos americanos.

A partir de ahí, los criadores americanos empezaron a trabajar con los mejores de la camada, de manera que progresivamente fue extendiéndose su reproducción y mantenimiento.

El reconocimiento oficial de esta raza se dio en 1904 al presentarse al primer ejemplar de nombre Buster Brown; un gato cuyo nacimiento fue producto de una mezcla entre pelicorto británico y gatos americanos nuevos.

Primero se les había conocido como “gato doméstico de pelo corto”; pero  en el año 1966, se comenzó a llamar “Americano de Pelo Corto” o “American Shorthair” en inglés.

Características del gato American Shorthair

Video sobre algunas características de la raza American Shorthair

Si lo ves a la cara, notarás una mirada tranquila, sosegada y feliz, además se trata de un gato cariñoso que podrá convivir contigo y tu familia aun cuando tengas niños en casa.

  • La raza American Shorthair es de expresión dulce y agradable enmarcada en una gran cabeza de mejillas largas.
  • Sus ojos grandes de brillante color oro, verde o avellana, transmite la seguridad de un animal poderoso.
  • De cuerpo peculiar, pues este no es demasiado grande, pero si es ligeramente largo.
  • Gato robusto de musculatura definida y dinámica.
  • Tiene hombros anchos, un pecho sobresaliente y unas patas de largo medio.
  • Su pelaje, este es corto tal como lo indica su nombre, pero también es grueso y duro al tacto.
  • Sus colores varían bastante, podemos hallarlos con manto azulado, blanco, crema, de tono rojizo o atigrado, plateado, marrón, de doble color y más. En efecto, existen gatos American Shorthair de más de ochenta colores que han sido reconocidos por las asociaciones de criadores.

Otras particularidades, tienen que ver con sus extremidades de longitud media, sus redondeadas garras, su cola mediana, ancha y estrecha, un hocico cuadrado, una nariz de tamaño medio, unas orejas pequeñas en comparación al tamaño de su cabeza y una estructura ósea fuerte.

Comportamiento de la raza American Shorthair

Es un gato muy apreciado entre las familias norteamericanas, pues, aunque se destaca por ser independiente, a la vez demuestra ser un gato cariñoso y fiel. Además, no solo es común en las casas por su amorosa compañía, sino que es un cazador experto, lo que garantiza la desaparición de roedores y otras alimañas.

Le encanta jugar con cada miembro de su familia e incluso otros animales. También ama el ejercicio y la actividad al aire libre y prefiere los espacios grandes para habitar y recorrer, aunque es capaz de acomodarse en lugares pequeños.

La raza American Shorthair es de carácter equilibrado, sereno y tranquilo, pero cuando llegan visitas de personas que no conoce, se porta de manera desconfiada y recelosa.

Posee gran vigor y está lleno de vitalidad, lo que explica la razón de su apetito voraz. Su alimentación debemos controlarla constantemente para evitar problemas de salud debido al sobrepeso.

Es ideal para convivir con niños pues es un gato sociable y juguetón aun cuando llega a la edad adulta. No suele ser un gato ruidoso, lo que es beneficioso si se vive en apartamentos.

La raza American Shorthair es de temperamento cambiante. En algunas ocasiones estará en busca de afecto y cariseas, mientras que otros momentos se portará distante.

Como todo gato, es listo, curioso y siempre dispuesto a realizar cualquier cosa a fin de distraerse. Es un gato con una actitud única que exige respeto y refleja el espíritu de un cazador.

Salud y cuidados del American Shorthair

Los gatos American Shorthair, llegan a vivir entre quince y veinte años, siempre y cuando se siguen las siguientes sugerencias.

Estos gatos de raza son longevos y robustos, pero nunca está demás proveerles de los cuidados que merecen. Debes citarlos con el veterinario periódicamente. Hemos de destacar la importancia de la desparasitación. Podemos utilizar la malta gatera para mejorar su proceso digestivo y ayudar en la evacuación de bolas de pelo.

En cuanto a alimentación no hay inconveniente. Siempre debemos cuidar los aportes nutritivos de la alimentación, pues es un gato de buen apetito.

Para mantener su pelaje en buen estado, basta con un cepillado puntual y regular, no es necesaria tanta frecuencia.

Es imprescindible brindarles el acceso a sitios externos donde pueda ejercitarse y suministrarle toda el agua fresca que podamos. Ellos deben hidratarse luego de sus continuas actividades físicas.